Qué es el Método Mézières y la importancia de la globalidad

 

»Cuanto más débil es el cuerpo, más ordena; cuanto más fuerte, más obedece»

Jean-Jaques Rousseau.

El Método Mézières es un método de fisioterapia aplicado por profesionales especializados en reeducación postural.

Cuando los músculos se vuelven demasiado tensos, se acortan y pierden su elasticidad, provocando dolor y distorsiones corporales. Pero los músculos no trabajan de manera aislada, sino dentro de cadenas musculares. De ahí la importancia de un tratamiento global.

El Método Mézières utiliza una serie de técnicas manuales, posturas y estiramientos para conseguir rearmonizar el sistema muscular y recuperar la funcionalidad. Consiste en la alineación de las líneas de tensión que afectan a los grandes grupos musculares.

En la primera sesión, el fisioterapeuta hará un análisis de tu postura para determinar cuál es tu patrón postural y cómo puede afectar a tu respiración, rendimiento deportivo o calidad de vida. Luego programará una serie de sesiones que te ayuden a eliminar tu dolor lo antes posible y a aproximarte a la postura ideal, equilibrada, para conseguir resultados perdurables.

Un paseo por la historia

Fue la francesa  Françoise Mézières, fisioterapeuta y profesora de anatomía, quien hace ya más de un siglo desarrolló esta técnica innovadora.

François Méizères tecnica
Françoise Mézières (1909-1991) Fisioterapeuta francesa. Foto de Wikipedia.

Françoise tenía resultados tan espectaculares y estaba tan convencida de su método que pronto vio crecer su fama. Fisioterapeutas de todo el país de desplazaban para poder aprender sus técnicas, que divulgó a través de seminarios presenciales con pacientes reales.

A medida que Mézières trataba a sus pacientes vio que,  cuando les aplicaba cierta tensión postural en zonas concretas, estos compensaban sus molestias escapando del dolor.  Es decir, se apreciaban alteraciones o deformidades en otros segmentos corporales, alejados de la zona del tratamiento. Algo así como cuando tiras del extremo de una cuerda y generas movimiento en el otro extremo.

La intriga le hizo estudiar anatomía hasta encontrar la causa de estas deformaciones involuntarias que veía en sus pacientes.

Así fue como descubrió la organización encadenada del sistema muscular. Una red de músculos, tendones, aponeurosis y fascias entrelazadas que forman las llamadas cadenas musculares.

Con este descubrimiento en mente desarrolló su método global ideado para recuperar el equilibrio postural y la armonía en el movimiento.

Ella falleció en el año 1991, dejando un legado que a día de hoy sigue vivo y en evolución constante. Esta técnica se sigue transmitiendo gracias a que Françoise creó A.M.I.K., la Asociación Mezierista Internacional de Kinesioterapia y que desde la institución se organizan cursos presenciales en diferentes ciudades del mundo.

Una técnica global basada en cadenas musculares

Es la característica principal del método, y no se puede entender de otra manera. En muchas ocasiones el dolor se presenta lejos del lugar de origen. En este sentido, el concepto de cadenas musculares juega un papel de vital importancia en el tratamiento del paciente.

Sigue el principio básico de no confundir la CAUSA y el SÍNTOMA.

Te lo cuento con un ejemplo

Imagina que subiendo un escalón pisas mal, te tuerces el tobillo, provocándote un esguince . Piensas que se curará solo y quizás en unos días te dejará de doler, pero aun así sientes una pequeña limitación en la pisada. A cada paso, tu cuerpo genera compensaciones para evitar el dolor. Si esa alteración de tu pisada durante la marcha no se corrige, con el tiempo se te podrían presentar molestias en otras zonas alejadas del pie, como la cadera o la columna vertebral.

En el Método Mézières, el objetivo de recuperación será eliminar el dolor y recuperar la funcionalidad a través de la corrección de la pisada y la marcha mediante un tratamiento global donde intervendrán el pie, pero también la rodilla,  la pelvis y puede que hasta las cervicales.

¿Qué produce la alteración de las cadenas musculares?

Las compensaciones o alteraciones de las cadenas musculares se producen por múltiples factores.

En ocasiones son consecuencia de anomalías óseas que se presentan en una edad temprana del crecimiento y generan alteraciones. Estas se consideran afecciones estructurales como por ejemplo la escoliosis o el pie plano. En estos casos, los músculos reaccionan adaptándose al esqueleto óseo. Conozco casos de pacientes que se rinden ante ciertas patologías estructurales, lo que constituye un error. Siempre hay trabajo por hacer para disminuir las molestias y mejorar la calidad de vida.

En otros muchos casos, las malas posturas, el sedentarismo o el abuso de práctica deportiva con mala ejecución de la misma pueden producir alteraciones que desencadenan dolor y lesionan al paciente.

¿Por qué los deportistas de élite se lesionan, casi sin excepción?

En el caso de los deportistas, las lesiones aparecen porque son profesionales con unas necesidades físicas muy exigentes. Ellos se centran en conseguir un récord o en mejorar una marca.

No tienen una conciencia corporal global. Se deforman porque no entienden que debe haber un equilibrio entre músculos agonistas (principales actores en el movimiento) y músculos antagonistas (los responsables de frenar dicho movimiento).

En ocasiones los deportistas sobrepasan sus capacidades hasta que se lesionan. Necesitan recuperar el equilibrio muscular y adquirir conciencia corporal global.

Antes de practicar un deporte es importante entender sus requerimientos. ¿Qué grupos musculares deben estar más fuertes o elásticos? ¿Cuáles serán principalmente las exigencias articulares o las necesidades respiratorias?

¿Para quién es el Método Mézières?

Es un tratamiento apto para cualquier paciente que entre en la clínica de manera habitual. Cada plan de tratamiento es único, personalizado y diseñado para adaptarse a las necesidades específicas del individuo.

¿Te animas a probar?

Te puedo garantizar que saldrás de la consulta aliviado y con mejor posición.

A pesar de ser una técnica ya consolidada, en los últimos años ha adquirido gran relevancia por sus buenos resultados. Ha cruzado fronteras y está ganando notoriedad internacional. No es de extrañar ya que el creciente sedentarismo de la sociedad occidental y los malos hábitos posturales que adaptamos entre otros motivos por el abuso de la tecnología, han despertado el interés por éste método global, que ofrece notables beneficios para el paciente.

Mis resultados en fisioterapia del Método Mézières

Mi experiencia como fisioterapeuta con este método es reveladora y muy satisfactoria. Después de muchos años aplicando tratamientos parciales, he descubierto la manera de poder ayudar a mis pacientes de una manera perdurable. Evitando recaídas y dolores derivados de la lesión.

La respuesta del paciente es gradual, pero muy beneficiosa. Elimina la tensión, disminuye el tono muscular y rectifica los desequilibrios corporales. Es como desenredar una cuerda torcida.

Aunque el tratamiento es agradable y liberador de manera inmediata, conseguir el resultado deseado lleva tiempo y trabajo duro.

¡Anímate! Nunca es tarde para tomar conciencia de tu cuerpo.

Quiérete  Cuídate

Referencias bibliográficas

Deja un comentario